2014, un año de ajustes en la economía

15/02/2014 - 11:23 Hs  |  
Enero comenzó pisando fuerte como un mes de inflexión en la economía argentina. Devaluación, aceleración de la inflación y suba de tasa de interés, configuraron el escenario por donde transitó este mes.

Durante el mes de enero la moneda nacional se devaluó un 25%. Sólo de un día para el otro el dólar trepó de los $ 7 a los $ 8,60; sucedió el 22 de ese mes.

El atraso cambiario era innegable. La realidad le marcó la agenda al gobierno y lo hizo retroceder sobre sus pasos indicándole que debía dejar atrás el paradigma de contar con un tipo de cambio bajo para contener los precios, lo cual no pudo lograr ya que los precios de los bienes y servicios de la economía ya habían subido muy por encima del precio de la moneda estadounidense.

"El gobierno considera que el precio de la divisa, del dólar, ha alcanzado un nivel de convergencia aceptable para los objetivos de la política económica", señalaba Capitanich al otro día de producirse la fuerte devaluación. Ese nivel de convergencia para el gobierno se fijó en $ 8 por dólar.

En ese valor, flotando en esa banda, quiere fijar el precio del dólar el gobierno junto al Banco Central para los próximos dos meses al menos. Todo dependerá de cómo se vayan comportando los precios porque si estos siguen su escalada en poco tiempo ese nivel de convergencia quedará nuevamente atrasado y el gobierno se verá obligado nuevamente a devaluar.

El tema a observar a diario es el comportamiento que van teniendo las reservas del Banco Central, ese es el dato económico clave a estar muy atentos. Recordemos que días posteriores a la devaluación fuerte de fines de enero el BCRA siguió perdiendo reservas a un ritmo de casi u$s 200 millones diarios. En los primeros días de febrero este ritmo cayó a una perdida diaria de unos u$s 80 a u$s 90 millones diarios, incluso días en los cuales acrecentó en forma muy leve sus reservas.

El gobierno espera a que durante los meses de marzo, abril e incluso mayo ingresen dólares de liquidación por la cosecha de la soja. Ya con un dólar más alto las cerealeras han comenzado a liquidar y eso ayudó a las reservas del BCRA por estos días.

El gobierno sostiene que con este tipo de cambio la idea es generar más equidad en el esquema cambiario y certezas sobre cómo vienen las variables, y a su vez argumenta el fuerte interés que existe de sectores monopólicos para derrumbar el modelo económico.

Lo cierto es que la devaluación se produjo de manera muy fuerte en sólo un mes y eso impactó e impactará en los precios tanto de bienes importados como de nacionales. Si bien el mayor aumento lógico se tendría que dar en bienes importados o de fabricación nacional con componentes importados, la regla económica marca que ante la baja de la demanda de un producto que sube de precio (un importado para el caso), sube la demanda de un sustituto (uno de fabricación nacional en este caso); que a su vez este sustituto al tener una mayor demanda también tenderá a subir de precio.

La fuerte suba de los combustibles tiene un impacto en los precios y es un indicador relevante en el componente de los costos de flete y transporte de los productos.

El hecho de tener un tipo de cambio más alto traerá aparejado una mayor competitividad a la economía argentina, sobre todo a los productos vinculados a la exportación. El turismo extranjero también se verá incentivado a traer divisas a nuestro país.

La cuestión a tener en cuenta ante esta mayor competitividad de los productos exportables es ver si la inflación no absorbe o diluye esa mayor competitividad dada por un aumento del tipo de cambio.

La política ortodoxa que viene llevando a cabo Fábrega al frente del BCRA convalidando una fuerte suba en la tasa de interés, apunta a que sea más atractivo para el ahorrista depositar pesos ($) en plazos fijos antes que comprar dólares. Con esta medida el BCRA busca aflojar la demanda de dólares.

Pero esta medida tiene su lado negativo, el cual es que ya se encareció el crédito tanto para consumo como para inversión. Esta suba en la tasa de interés traerá menor nivel de actividad económica ya que tanto a las empresas les resultará más complejo (más caro) tomar prestamos para invertir y también caerá el consumo de las familias debido a que se encarecerán los préstamos personales y el financiamiento con tarjetas de crédito.

Con la fuerte suba del dólar las provincias también se ven perjudicadas ya que varias de ellas tomaron deuda en dólares al valor del tipo de cambio oficial y esto tendrá un impacto en sus cuentas públicas.

Lo que se viene para las próximas semanas es la discusión de las paritarias. El gobierno ya señaló que quiere fijar un techo del 25% pero todos los gremios y sindicatos desde ya descartaron ese porcentaje y aspiran a que sea no inferior al 30%. Este será un tema muy ríspido que se presenta.

Hay dos temas centrales desde mi punto de vista para corregir la inflación (demás está decir que para ir bajando la inflación progresivamente se necesita un plan económico integral). Por un lado la cuestión de la confianza. Creo que hay un nivel de desconfianza e inseguridad por parte de la población que no sabe hacia dónde va la economía. Y por otro lado, el eje central que hizo que desde el año 2007 la inflación vaya creciendo año a año, la cuestión fiscal (me refiero a corregir el déficit fiscal que ya llegó al 4,5% del PBI en 2013). Hasta que el gobierno no brinde señales claras y transparentes en estos dos sentidos la inflación no va a bajar.

El Banco Central ya actuó en materia de política cambiaria (subió el dólar), está actuando en materia monetaria (subiendo la tasa de interés y absorbiendo pesos a través de la emisión de Lebac y Nobac)), y falta ver de qué manera el gobierno va actuar en materia de política fiscal para dejar de emitir billetes que financien al tesoro lo cual retroalimenta la inflación, y habrá que ver también de qué manera actúa en materia de política de ingresos (paritarias). Esos son los temas centrales por donde rondará la economía en el corto plazo.
consuempresa.com.ar © 2010, ConSuEmpresa.com.ar. Todos los derechos reservados
Diseño: Grupo Octógono  |   Management Technology: Advertis  |   Powered by: SigloCero