¿Qué hay detrás de la “la buena presencia”?

01/07/2015 - 12:12 Hs  |  
Florencia Beltramino
Foto: Florencia Beltramino
Por más que parezca extraño, en la selección de personal hay riesgo de discriminar. Reflexionar y cuestionarnos las formas al publicar avisos de reclutamiento son clave para evitarlo.

Pocas personas deben considerarse a sí mismas como discriminadoras. Sin embargo, cuando empezamos a indagarnos más profundamente, es muy probable que descubramos este rasgo en nosotros mismos; realidad que generalmente no asumimos. Incluso sin darnos cuenta, al iniciar un proceso de selección de personal podemos discriminar.

Es muy habitual encontrar avisos de reclutamiento donde se indica como requisito “buena presencia”. Cuando reflexiono: ¿Qué es tener “buena presencia”? ¿Qué es tener mala presencia?¡¿Qué clase de requisito ese ese?!, me pregunto. ¿Significará, por ejemplo: mujeres que pesen más de 70 kg abstenerse, hombres con rastas no aplicar, personas con imperfecciones dentales no queremos, o querrá decir, acaso, personas en sillas de rueda evitar presentarse?

Uno podría hacer el ejercicio de pensar en qué tipo de puestos de trabajo sí hace falta buena presencia. Por más que algunos clásicos como promotora o empleado bancario surjan como posibilidad, no es realmente necesario imponer un criterio de belleza para incorporar un colaborador. Hasta cuándo, como reclutadores y empleadores, vamos a seguir considerando el aspecto físico como un factor al que le aportemos algo- aunque sea el mínimo- de importancia para la realización laboral y profesional.

El lugar del mundo donde se encuentran los profesionales más creativos e innovadores es, probablemente, Silicon Valley, en el estado de Carolina,al oeste de Estados Unidos. De allí surgieron los popes que reinventaron, nada menos, que la forma en la que nos comunicamos, compramos, viajamos y producimos bienes. Algunos ejemplos son Mark Zuckerberg, creador de Facebook; Steve Jobs inventor de el imperio Apple y Pixar; o Jordi Muñoz, quien a los 23 años era CEO de 3D Robotics, la empresa que revolucionó el mundo de los drones y logró reducir el costo de producción hasta hacerlos accesibles para el ciudadano común.
Andrés Oppenheimer, en su entrevista a Vivek Wadhwa, gurú tecnológico de Singularity University, le preguntó cuál era el secreto de Silicon Valley para que los genios estuvieran allí. “La razón principal, respondió, es la gente”. ¿Qué caracteriza, entonces, a esa gente? “La diversidad”, agregó Wadhwa. El 53 % de los habitantes de ese valle provienen de diferentes partes del mundo. En California hay un culto a lo diferente , un ambiente de aceptación a la diversidad étnica, cultural y sexual. Es común verlos trabajar en bares vestidos con ojotas, jeans, cabellos como el arcoiris y, obviamente, nadie recluta pidiendo “buena presencia”. Las personas son valoradas por lo que saben, aportan y producen, principalmente, trabajando en equipo; el aspecto no tiene nada de incidencia allí.

Cuando nos horrorizamos con los, cada vez más comunes, casos de bullying en las escuelas, deberíamos reflexionar que los niños y adolescentes son fruto de los valores que los adultos les estamos transmitiendo. En este sentido, debemos replantearnos los criterios que aplicamos cuando iniciamos una búsqueda laboral. Dos palabras como “buena presencia” pueden decir de nosotros -como reclutadores y empleadores - muchas más cosas de las que imaginamos. Cuestionémonos las formas que habitualmente usamos al planificar una selección de personal, reflexionemos sobre el mensaje que estamos transmitiendo y, recién ahí, lanzémonos a la búsqueda de talentos.

La responsabilidad de contribuir para una sociedad más justa, que valore lo que realmente hay que valorar, nos cabe a todos, a cada uno desde su lugar; sino habremos, simplemente, pasado por este mundo.


Florencia Beltramino
E-mail: flormbeltramino@gmail.com
consuempresa.com.ar © 2010, ConSuEmpresa.com.ar. Todos los derechos reservados
Diseño: Grupo Octógono  |   Management Technology: Advertis  |   Powered by: SigloCero