Delicada situación de las economías regionales

28/02/2018 - 17:20 Hs  |   ¨Las economías regionales argentinas no constituyen un sector ganador en este nuevo modelo económico iniciado a fines de 2015". Así lo afirmó un economista en una disertación en Mendoza.
A excepción de la agricultura extensiva, se están viendo paulatinamente envueltas en una red de presiones que imponen una cota a su desarrollo y expansión¨. Así lo señaló Lorenzo Sigaut Gravina, Economista Jefe de Ecolatina, en Mendoza en una disertación a la que fuera invitado por CONINAGRO, en el marco de la celebración de la Fiesta de la Vendimia.

Al respecto detalló una serie de impactos provenientes del contexto macroeconómico local derivados del ¨atraso cambiario, la tasa de interés real positiva con difícil acceso al crédito y un consumo masivo anémico¨

Sigaut Gravina consideró que ¨pese a la flotación del tipo de cambio, el gradualismo fiscal (es decir, la reducción paulatina del déficit público) financiado con deuda externa más la lucha contra la inflación mediante un régimen de metas con tasas de interés reales muy elevadas, generan atraso cambiario¨.

Remarcó que ¨las tasas altas de interés real no solo desincentivan la inversión productiva (haciendo más atractiva la inversión financiera y elevando el costo del financiamiento de los productores), sino que además profundizan el atraso cambiario que atenta contra la rentabilidad de los sectores transables, y en particular a las economías regionales a la hora de colocar su producción en los mercados internacionales¨.

El economista afirmó que ¨el actual modelo económico está basado en la inversión, lo cual es bueno para sostener el crecimiento en el tiempo, pero relega el rol del consumo interno¨. Más aún, consideró que ¨el impulso al crédito para la adquisición de bienes durables y la remoción de trabas e impuestos a la hora de comprar productos importados, desincentivan el consumo masivo. Una demanda interna anémica afecta a las economías regionales ya que una parte de su producción se coloca en el mercado doméstico¨.

A estas características del entorno macroeconómico argentino se suman dos factores exógenos: las condiciones climáticas y los mercados externos. El clima en la zona núcleo, pero también en el resto del país, no ha sido favorable, perjudicando a las economías regionales. En cuanto al contexto externo, para 2018, Sigaut Gravina sostuvo que se prevé un mayor crecimiento de la economía mundial (y de los destinos relevantes para colocar nuestras exportaciones), pero también un panorama financiero más incierto¨.

A modo de conclusión, aseveró que ¨el estado de situación de las economías regionales es de vulnerabilidad¨ y consideró que ¨no es deseable que las economías regionales queden libradas a su propia suerte por el aporte clave en el nivel de actividad, el desarrollo territorial/regional y la generación de divisas y puestos de trabajo¨.

Proyecto de Ley en defensa de las economías regionales

Por su parte, el presidente de la entidad anfitriona, Carlos Iannizzotto, sostuvo que “desde CONINAGRO hemos comenzado un amplio proceso de participación, consultas y trabajo en equipo con las distintas regiones del país para alcanzar un proyecto de Ley de Promoción de las Economías Regionales”.

El titular de la entidad nacional que representa a las cooperativas agropecuarias de Argentina consideró que “el desarrollo agroindustrial en las economías regionales es la llave para resolver problemas sociales, territoriales y económicos que arrastra la Argentina desde hace décadas”.
consuempresa.com.ar © 2010, ConSuEmpresa.com.ar. Todos los derechos reservados
Diseño: Grupo Octógono  |   Management Technology: Advertis  |   Powered by: SigloCero